5.14.2014

[Novedad] Un grito de socorro desde Juárez

Comparte
Un grito de socorro desde Juárez
Crónica de un asesinato impune
Arsène Van Nierop
Grijalbo

-Con prólogo de Sergio González Rodríguez, el libro narra la historia desgarradora de una familia holandesa, cuya hija mayor fue asesinada en Ciudad Juárez.
-Los feminicidios en Ciudad Juárez se volvieron trágicamente visibles a escala internacional después de este asesinato.

“Entre la infinidad de historias de las que el mundo actual dispone, la de Hester van Nierop, por lo que implica el contraste de una vida plena enfrentada a la crueldad más atroz, está llamada a perdurar.”
           -Sergio González Rodríguez, autor de Huesos en el desierto

Un grito de socorro desde Juárez es la desgarradora historia de una familia holandesa, cuya hija, Hester, fue asesinada en un hotel de Ciudad Juárez. La autora, madre de la víctima, narra detalladamente los hechos de la tragedia y su lucha consecuente por encontrar justicia.
Hester tenía 28 años de edad en julio de 1998. Vivía con su familia en Holanda: Roeland y Arsène, sus padres; Melisse y Germán, sus hermanos. Partió a México semanas después de graduarse en arquitectura para encontrarse con Melisse, quien participaba en un proyecto de protección de tortugas en la costa del Pacífico. Su plan consistía en viajar posteriormente a Estados Unidos para buscar un trabajo temporal. De manera casi inexplicable, decidió hacerlo a través de la peligrosa Ciudad Juárez. Nadie imaginó que las palabras de despedida de sus padres serían las últimas que le dirían: “Adiós, Hester, cuídate mucho, adiós, cariño”.
El libro da cuenta del infierno que la familia Van Nierop sufrió tras el asesinato de Hester en un hotel de la ciudad fronteriza en septiembre de ese mismo año. En un relato inquietante, la tragedia y el duelo personal confluyen con las acciones que Arsène ha llevado a cabo para ayudar a las familias de las víctimas y combatir la ineptitud de las autoridades mexicanas.


1 comentario:

  1. Wow, no había leído la sinopsis y esto es, lamentablemente, una realidad en México. Es aun más lamentable saber que es narrado por el sufrimiento de una madre. No me imagino el estar en sus zapatos y espero nunca estarlo.

    Saludos, Kyra :)

    ResponderEliminar

¡Hola!
Tu comentario es bienvenido y se agradece.