3.15.2013

Hojeando clásicos (14). El principito de Antoine de Saint-Exupéry

Comparte


El principito de Antoine de Saint-Exupéry

Saint-Exupéry, aviador además de escritor, imaginó un aterrizaje forzoso en el desierto de Sahara. Allí aparece un curioso niño que se siente feliz en medio de la soledad. Este pequeño príncipe, el único habitante de un diminuto planeta, ha llegado desde muy lejos. El niño está enamorado de una rosa que, engreída de su belleza, se cree única en el mundo.
El príncipe recorre varios planetas y en cada uno conoce diferentes tipos de personas: un vanidoso, un rey, un anciano... Finalmente, en la Tierra encuentra un jardín lleno de rosas, que lo hace sentirse desgraciado. Su rosa, entonces, ¿no era única?...


No es la primera vez que me aventuro con esta historia, y sin embargo, tiene la magia de que siempre es como si fuera la primera vez que la leyera. En poquito más de 100 páginas (depende de la edición), el autor nos regala una de las mejores historias de todos los tiempos.
La leí por primera vez hará unos veinte años o quizás más. Y después de todo este tiempo, la he vuelto a tomar algunas veces, y siempre me cautiva. No importa que ya sepa en que va a acabar, o incluso hasta cuáles son los diálogos... La trama me atrapa y me hace soñar.
Incluso se ha vuelto de esos libros que he regalado sin pensarlo. Algo bonito, sencillo y mágico que no está dirigido a nadie en especial.


Con los niños se vuelve cómplice, les ayuda a entender a los adultos y les hace voltear a su alrededor. A los adultos nos ayuda a ver todo nuevamente a través de los ojos de un niño, a valorar lo que tenemos, a detenernos a veces y contemplar la sencillez de la vida. 
Y todo de manera simple.
Porque creo que justo es la simpleza de esta historia, lo que la hace grande. 

     "-Son muy bellas, pero están vacías y nadie daría la vida por ustedes. Cualquiera que las vea creerá indudablemente que mi rosa es igual que cualquiera de ustedes, pero ella se sabe aún más importante que todas, porque yo la he regado, porque ha sido ella a la que abrigué con el fanal, porque yo le maté los gusanos (salvo dos o tres que se hicieron mariposas) y es a ella a la que yo he oído quejarse, alabarse y algunas veces hasta callarse. Porque es mi rosa, en fin...
      -Adiós -dijo el zorro-. He aquí mi secreto, que no puede ser más simple: "Sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible para los ojos."
    -Lo esencial es invisible para los ojos -repitió el principito para acordarse."

Más palabras no tengo. Para mí es una de esas novelas o cuentos o relatos, atemporales, capaces de llegar a cualquier lector y llenar de esperanza, imaginación y magia toda una vida...

6 comentarios:

  1. No lo he leído, ya, lo dije, mátenme. Okno, me encanta el drama (? ¡ya lo he pedido a bookdepository! así que ya podré leer ese libro del que tantas maravillas he escuchado y leído, porque si, tiene frases maravillosas. Me gusta que digas que aún releído sigue teniendo ese toque maravilloso.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. yo este libro lo alucino -w- y si entiendo es muy bueno, un clásico lo que quieran
    pero después de que mi examen de literatura de la prepa fuera de:
    escribe completo el capitulo cinco, menciona de que trata el capitulo 8. ahora escribe el capítulo 3 @.@ no no no ese libro lo tengo curado
    Perdón
    Es bueno y tiene sus enseñanzas pero ya lo odio

    ResponderEliminar
  3. Este es un libro clásico que me encantaría leer. Recuerdo haber visto una serie en caricaturas hace muuuuchos años y definitivamente me gustaría leer el libro. Creo que tendré que conseguirlo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. me acuerdo poco de el y espero volver a tener la oportunidad de leerlo nuevamente XD
    saludos!!!

    ResponderEliminar
  5. Este libro es precioso!
    Me enamore de él la primera vez que lo leí y es de mis favoritos, sin duda es una de esas lecturas que como dices aunque ya sabes en que termina puedes leer infinidad de veces.

    Saludos ^^)

    ResponderEliminar
  6. Hace muchos años que leí este libro y creo que en aquel entonces nunca pude apreciar su belleza, si bien dicen que es para niños a mi no me lo parece, yo creo que los niños no pueden entender muchas cosas de este libro.
    Creo que lo leeré una vez más antes de morir.

    Saludos

    ResponderEliminar

¡Hola!
Tu comentario es bienvenido y se agradece.