11.10.2014

[Reseña] El color de los sueños - Ruta Sepetys

Comparte
Título: El color de los sueños
Autor: Ruta Sepetys
Traductor: Álvaro Abella
Editorial: Maeva (distribuida por Editorial Océano)
Páginas: 316
Precio: $245.00

Gracias a Editorial Océano por el libro para reseña.



Sinopsis: Josie, una niña de diez años que vive en Nueva Orleans, acompaña a su madre Louise, a ver a Willie, la dueña del burdel más famoso de la ciudad, para que vuelva a darle trabajo. Willie siente una simpatía inmediata por Josie y le concede una nueva oportunidad a su madre. Siete años más tarde, gracias a Willie, Josie ha conseguido trabajo en una librería en cuya trastienda vive para mantenerse apartada de Louise todo lo posible. A cambio, echa una mano limpiando en el burdel y ayuda a Willie con las cuentas, pues se ha convertido en una de sus personas de confianza. Pero Josie sueña con una vida mejor y se hace amiga de Charlotte, una chica de buena familia que está de visita en la ciudad, y empieza a albergar el ferviente deseo de abandonar Nueva Orleans e ingresar en la universidad. Aunque ese futuro parece estar muy por encima de su alcance, hará lo posible con todo su esfuerzo y la ayuda de sus amigos, para cumplir sus sueños.

La historia: El día que Josie conoce a Willie, hace exactamente lo contrario de lo que su madre Louise le ordenó. Pero esa actitud, aunque reprobada por su progenitora, le gana el aprecio de Willie, la madame más influyente de Nueva Órleans. Por eso, años más tarde, Willie ha hecho todo lo posible por protegerla, incluyendo alejarla de Louise. Gracias a ello, ahora Josie vive en la librería en que trabaja y sólo acude al burdel por las mañanas para ayudar con la limpieza.
Dentro de todo, con altas y bajas, la vida de Josie transcurre normalmente. Vivir en la librería la ha hecho una gran lectora. Una chica astuta e ingeniosa, noble y leal. Es apreciada por mucha gente. Y aunque ella también aprecia a muchas personas, sueña con irse de ahí y tener algo mejor.
Esto se incrementa el día que conoce a un importante hombre y a una chica universitaria en la librería. Ambos le hacen sentir que podría tener algo más. Y a partir de entonces, aunque su vida cambiará drásticamente a causa de su madre, también sentirá la necesidad de luchar por lo que realmente quiere.

Mi opinión: No, no he leído Entre sombras de gris. Y me temo que mi opinión será distinta de quien ya tenga ese antecedente. Y es que aunque lleva bastante tiempo llamando mi atención, no he tenido la oportunidad de hacerme con el libro y por eso quizás me he perdido de una magnífica lectura.
Definitivamente  la autora tenía un lugar entre mis pendientes y cuando salió su segundo libro, aún sin haber leído su opera prima, éste llamó mi atención inmediatamente.
Y por eso lo tomé inmediatamente en cuanto me llegó.
Y prácticamente lo devoré.

Primeramente, debo confesar que aunque me atraía mucho, dentro de mí tenía el pequeño temor de que al ser una novela con toque histórico, la narrativa se tornara maás pesda. Y no tanto porque me costara. Pero siempre es más complicado recomendar un libro que va cuesta arriba. 
Afortunadamente, mi lectura no tuvo nada de eso. La autora tiene una manera de contar las cosas muy sencilla, pero con bastante profundidad. Y esto logra que de una manera ligera nos adentremos a una historia en la que sin duda se nota un buen trabajo.

Con respecto a los personajes, debo decirles que están muy bien definidos y que tienen una fortaleza increíble. Son muy profundos y son de los personajes con más carácter que he leído este año.
Josie puede ser un poco ciega a veces con respecto a lo que sucede a su alrededor, pero creo que su pasado justifica en gran medida su actitud. Trae arrastrando el estigma de ser la hija de una prostituta y bien que mal, no es algo que de buenas a primeras pueda dejar atrás, sobre todo cuando de una u otra manera sigue metida en el mundo. Todo esto conlleva que tiene la tendencia a ver más las cosas buenas de los demás que de sí misma. 
Y no quiero que haya confusión. Tiene mucho carácter y una voluntad increíble. Sólo a veces le falla la confianza. Pero como lector, se entiende perfecto. Y el hecho de que la autora nos regale su narración en primera persona a través de Josie, hace que sin duda se empatice inmediatamente con ella y se la aprecie con todos sus matices.
Para mayor fortuna, como personaje principal, tiene a todos estos maravillosos secundarios a su alrededor que le ayudan a encontrar el equilibrio. Son el perfecto puente entre su pasado y su futuro, entre la realidad y el mundo de los sueños y la esperanza.

         "Bajé la vista a mis manos, entrelazadas alrededor de la taza de café caliente. Patrick ya me había comentado antes que cualquier facultad local me daría una beca. Pero yo odiaba la idea de volver a ver a la gente del bachillerato, puesto que era la chica cuya madre era una prostituta y se paseaba desnuda con un abrigo de pieles. Nunca tendría una oportunidad de ser normal.
            Willie decía que lo normal era aburrido y que debería dar gracias por tener un toque picante. Decía que a nadie le interesaba la gente aburrida, y que cuando morían, se les olvidaba, como algo que se te cae detrás del tocador. A veces me gustaría colarme detrás del tocador. Ser normal sonaba perfectamente maravilloso."

Willie y Cokie me encantaron. Tengo una idea clarísima de ambos en mi mente. Y son maravillosos. Son de esos personajes que tienen el carácter tanto para consolar a una niña/adolescente/joven, como para enfrentarse a los más rudos enemigos.
Me encanta que son muy complementarios. Willie es fuerte por fuera, pero con un gran corazón. Y Cokie es todo ternura de manera externa, pero con un interior de acero. Y ambos son lo mejor que puede tener Josie en su vida.
Patrick y Jesse, confieso que me desconcertaron. Las señales alrededor de ambos me parecen un tanto confusas, pero para el final, tenía claro a quien prefería.
Las chicas del burdel (salvo Louise) me gustaron todas. En diferentes medidas y con diferente carácter, le agregan su buen toque a la trama. Nos dan una perspectiva diferente de la profesión.
A Louise, de verdad que no quisiera ni mencionarla. Es terrible. Pero me encanta que la autora lograr mi desprecio hacia ella. Hasta en su personaje más perverso, se aprecia el trabajo.
Hay muchos más, tantos para darle a esta historia una buena base y un buen contexto, como para formar pequeñas tramas secundarias que fortalecen muy bien la historia.

La incursón de la literatura en la trama es muy buena, porque no se siente pesada, ni obligada. Es sólo parte de la vida de Josie, y a través de sus ojos vemos y conocemos historias y autores. El juego con Patrick me encanta, porque realmente refleja a esta chica lectora y librera al mismo tiempo.

Ahora, la historia no tiene pierde. Es una trama lineal, con estas pequeñas historias alrededor que van entrelazándose y complementándose, pero que no entorpecen la lectura. Y así, es una historia que no puede dejar de leerse. Y aunque creo que puede saber a lo mismo de manera rápida o pausada, personalmente me costó dejar de leer. Yo quería seguir metida y saber hacia donde me llevaba la autora.
Y es que se nota mucho el trabajo de fondo. La capacidad para lograr la ambientación me pareció formidable. Realmente me sentía en el Barrio Francés del Nueva Órleans de los años 50's. Con todo y su ambiente de burdel y mafia, de lealtad y traición. Y aunque parezca estereotipado, realmente ese ambiente que siempre se ha rumoreado de la ciudad del jazz se ve reflejado aquí.

Algo más que aprecié  de Sepetys, es que aunque como ya mencioné, su narrativa es muy ligera, al mismo tiempo es penetrante, poética, dulce, cercana. 

En resumen, es un libro que me emocionó, que me atrapó y que me dejó con más ganas aún de leer más de la autora. Espero pronto conseguirme su primer libro y disfrutar enormemente de su lectura, tal como disfruté este.


En mi opinión:
5/5


Otras ediciones:



La autora:

Ruta Sepetys, (Detroit, Michigan, 1967) estudió economía y ha desarrollado una prestigiosa carrera como representante musical. Inspirada por la historia de su padre, un inmigrante lituano cuya familia fue víctima del genocidio estalinista, escribió Entre tonos de gris, su primera novela, tras un exhaustivo proceso de documentación. El libro tuvo una excelente acogida, y sirvió para arrojar luz sobre ese oscuro episodio de la historia europea, hasta el punto de que la autora ha sido invitada a comparecer ante el Parlamento Europeo para exponer sus hallazgos sobre el tema.
Entre tonos de gris se ha publicado en más de treinta idiomas y ha vendido 250,000 ejemplares en Estados Unidos, donde El color de los sueños está obteniendo el mismo éxito.
www.rutasepetys.com

3 comentarios:

  1. He leído buenas reseñas de el libro pero por ahora paso por eso del precio, espero leerlo algún día y ver si a mi también me gusta
    saludos!!

    ResponderEliminar
  2. Como para no querer leer este libro, con esta fantástica reseña!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Yo tampoco leí Entre tonos de gris y me lancé de cabeza a este. Me encantó. Ya tenía pendiente su primer libro, pero después de leer este sin duda tengo que hacerme con él =)

    Un besito ♥

    ResponderEliminar

¡Hola!
Tu comentario es bienvenido y se agradece.