10.10.2017

[Reseña] Confesiones de un amigo imaginario - Michelle Cuevas

Comparte
Título: Confesiones de un amigo imaginario
Autor: Michelle Cuevas
Traductor: Marta Torent López de Lamadrid
Editorial: Urano (Puck-Liliput)
Páginas: 176
Precio: $245.00

Visita: Facebook Ediciones Urano
Gracias a Ediciones Urano por el libro para reseña.

Sinopsis: Jacques y Fleur Papier no solo son hermanos gemelos; también son los mejores amigos del mundo. Lo comparten todo: literas, baños, helados, secretos, ronquidos. Están tan unidos que una vez llegaron a compartir –preparados– un chicle. Tan unidos que Fleur sabe lo que piensa Jacques incluso antes que él. Por eso, cuando Jacques se entera de que Fleur le ha ocultado un secreto gigante, un secreto monumental, el secreto más alucinante del mundo, no se lo puede creer: ¡Fleur tiene un amigo imaginario! Imaginaos cómo se quedará cuando Jacques empiece a atar cabos y descubra que ese amigo imaginario es... él mismo. Un momento… ¿qué? ¿Que Jacques es imaginario?¿Intangible? ¿Invisible? ¡Llamad a los bomberos, al hospital, a la policía! ¡Jacques está a punto de sufrir un ataque al corazón! (Si acaso los seres imaginarios tienen corazón.)
Aunque Fleur sea la mejor hermana del mundo, Jacques no quiere ser un hermano imaginario. Quiere ser libre. Y está a punto de emprender un sorprendente, conmovedor y divertido viaje para descubrir quién es… y adónde pertenece. 


La historia: ¿Y si toda tu vida fuera una mentira? Jacques Papier siente que todo mundo lo ignora, pese a todas las cualidades con las que cuenta. La única que siempre está pendiente de él y a su lado, es su hermana Fleur y con ella basta. Ella lo quiere y comparte todo con él o eso creeía Jacques, porque Fleur guarda un secreto, un secreto que cambiará completamente la vida de Jacques. Entonces Jacques emprenderá una gran aventura para ser él mismo.

Mi opinión: Desde el momento en que leí su sinopsis, supe que tenía que tenía que leer este libro. Soy fanática de los libros "infantiles", porque siento que no son sólo ideales para las primeras lecturas, que es esencialmente su propósito, sino que también se puede aprender mucho de ellos.

Para empezar, la edición del libro me parece súper bonita. La portada fue diseñada para la versión en español y en mi opinión, fue muy bien acertada. Además, dentro del libro, se encuentran algunas imágenes, que nos permiten visualizar algunos detalles o personajes de la historia. No es en sí un libro ilustrado, pero esos pequeños detalles pueden ayudar mucho para que los pequeños disfruten mucho más de su lectura.

Que tendrán las mascotas que hasta las peores se cuelan en tu corazón, se hacen un ovillo en un cojín donde da la luz cálida del sol y jamás se marchan.

En cuanto a la temática, en principio fue muy bonito leer la relación de Jacques y Fleur. Se perciben claramente las características de ambos, y a pesar de la condición de Jacques, es muy interesante distinguir la personalidad de Jacques.
Me encantó además leer sobre los papás. Su actitud entre paciente y desesperada fue un buen toque cómico.
También me encantó leer sobre el poder de las mascotas para las personas, cómo son un elemento valioso en nuestras vidas.

Supongo que hay que verse privado de todo para valorar de verdad cualquier cosa.

Más adelante, cuando empieza la travesía de Jacques en busca de su identidad, se vuelve más dinámica la historia al introducir a otros diferentes y diversos personajes, tanto reales como imaginarios, lo que me parece un excelente viaje sobre la imaginación de los niños, sobre esa capacidad que tenemos o tuvimos todos para imaginar diferentes escenarios, diferentes amigos y diferentes situaciones.
En mi opinión, la imaginación es la cosa más poderosa que se tiene en la niñez y algo que nunca deberíamos perder. De adultos a veces nos hace falta y nos ayuda más de lo que creemos.
También me pareció muy importante lo relativo a la identidad y a la aceptación. El libro también trae un mensaje acerca de como a veces podemos sentirnos invisibles (sin serlo en realidad) y de que es necesario tener a alguien que nos vea, alguien que nos haga sentir valiosos. Y eso para los niños puede ser muy importante, saber que tienen una razón de ser y que es importante aceptarse a uno mismo, tal como es.

Y es que, en realidad, eso es lo que todos queremos, que nos conozcan así, que nos vean. No hablo del pelo o la ropa, hablo de que nos vean como realmente somos. Todos queremos encontrar a esa persona que conozca nuestro auténtico yo, todas nuestras manías, y aún así nos entienda. ¿Alguna vez te ha visto alguien? ¿Alguien ha visto de verdad esa parte íntima que parece invisible al resto del mundo?

Por otra parte, para mí, la mejor parte del libro es que se observan diversas emociones a lo largo del mismo. Y a mi me parece de gran valor, porque es posible ir leyendo sobre ellas a los pequeños e ir conociédolas, no sólo por nombre sino por sus características, lo que permitirá a los niños identificar sus propias emociones, algo fundamental en la vida.
En esta parte también podemos ver sobre la importancia de no valorar las cosas que tenemos y de como a veces perder algo puede impactar de gran manera en nuestra vida.

—Lo cierto es —contestó ella—que, imaginario o no, solo eres tan invisible como te sientas.

De manera general me pareció un muy buen libro, con una gran historia y con un gran mensaje. Son de esas lecturas que recomiendo para cuando los pequeños lectores se animan con libros que ya no son ilustrados en sí, pero que tampoco son del todo exclusivamente narrativos, libros que yo llamo de transición hacia lecturas más complejas.
Creo que la autora logra una gran historia en un lenguaje sencillo que permite tener una trama fácil de leer y fácil de seguir y el resultado es un libro sobre las emociones, sobre la importancia de la aceptación y de la identidad y sobre todo, un libro acerca del gran poder de la imaginación.

En mi opinión:
4/5

Otras portadas:



La autora:


Michelle Cuevas es autora de novelas y álbumes ilustrados destinados al público infantil. Tiene un máster en Escritura Creativa por la Universidad de Virginia y ha trabajado en el departamento de educación infantil del museo Whitney de Arte Americano de Nueva York.

3 comentarios:

  1. Pocos saben pero yo tuve un amigo imaginario cuando era niño xD Aunque cuando trato de recordar siempre recuerdo su voz, así que tal vez era un fantasma y yo ni en cuenta... En fin, este tema siempre ha sido de mi interés. Como con "Memorias de un amigo imaginario", libro que amo profundamente. Espero leer este pronto :B

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Kenya!
    La verdad es que a mí también me llama lo "infantil" y sus mensajes...además de eso me interesó el hecho de hubieras leído algo con la temática de amigo imaginario, porque por alguna extraña razón (y porque no recuerdo haber tenido uno) pues me atrae dicho tema, y cómo resistirse con esa sinopsis que me parece bastante original aunque con spoilers, a mi parecer. Eso más tú reseña hacen que me den ganas de leerlo, espero en algún punto darle una oportunidad.

    Gracias por la reseña.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Ay, que ganas de darle una oportunidad. Todos hablan bastante bien de este libro y ya me han entrado bastantes ganas de leerlo aunque en un principio había pasado de el.

    Saludos, Kenya.

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!