4.15.2013

[Reseña] Sirenas 2: Canción de cuna - Amanda Hocking

Comparte
tulo: Sirenas 2: Canción de cuna
Autor: Amanda Hocking
Traductor: Jorge Salvetti
Editorial: Planeta (Destino)
Páginas: 304
Precio$198.00

Gracias a Editorial Planeta por el ejemplar.

SPOILERS de entregas anteriores

Sinopsis: Gemma se ha ido con las sirenas. Su nueva vida es extraordinaria, pero tiene un lado oscuro, escalofriante e irresistible a la vez.
Su hermana Harper está decidida a recuperarla, y sin saberlo se embarca en una peligrosa cruzada, acompañada de Daniel, quien resulta ser inmune a los encantos de esos seres.
El paso del tiempo le revela a Gemma sus poderes, y por otra parte, horribles urgencias que jamás había experimentado.
Aunque trate de resistirse, Gemma ya es otra. Es una sirena, por más que desee volver a la normalidad con su familia y su novio.

SPOILERS de entregas anteriores.

La historia: Las sirenas huyeron llevándose a Gemma con ellas, convertida en una más del grupo y dejando atrás a su familia, amigos y novio devastados. Ahora Gemma lucha contra la maldición que se le ha impuesto, aunque más tarde que temprano tenga que sucumbir tanto a las ventajas y desventajas de ser una sirena. Y mientras ella se enfrenta a sus peores deseos, su hermana Harper, con ayuda de Daniel y del novio de Gemma, Alex, harán todo lo posible por averiguar en donde está Gemma y como traerla de regreso. Pero decirlo no es tan fácil como hacerlo...

Mi opinión: Ya antes de empezar esta historia, supuse que sería poco más de un puente entre la primera entrega y la tercera (que pensaba era la última). Así que un gran aporte a la trama no esperaba, pero sí algo que mereciera su lectura.
Afortunadamente para mí, la narración no está llevada sólo a cargo de Gemma, sino que tenemos un narrador multipresencial que ayuda mucho a que la trama no sea aburrida. Y dado que Harper fue mi personaje favorito en la primera parte, agradezco mucho que fuera ella quien llevara un poco más de peso en la historia.
Harper sigue siendo un personaje muy maduro, que entiende que debe hacer hasta lo imposible para recuperar a su hermana y que por lo tanto, no se hunde en el proceso. Me alegra como evolucionó en este libro, abriéndose un poco a sus propios sentimientos, para dejar de ser la eternamente responsable. De ahí que creo que Daniel es un equilibrio perfecto en la ecuación.
Por otra parte Gemma es... bueno, sólo Gemma. No termina de convencerme como protagonista porque en este libro es más bien un poco quejica todo el tiempo, pero me agradó su parte de la narración, no por ella, sino por conocer un poco más a las otras sirenas. Me gustó ver que se iban definiendo más individualmente y no quedaran sólo como el trío de chicas malas. Thea se me hace súper intrigante.

"Parada bajo el chorro de la regadera, a Gemma se le hacía difícil no cantar. No lo había hecho desde que, sin querer, atrajo a Alex a su casa en Capri y casi lo lastimó; peor todavía, lo dejó más vulnerable a las otras sirenas. 
Así que, aunque la letra le sonaba en la lengua al punto de tener que morderse el labio para que no se le escapara, Gemma no cantó. Tenía miedo de atraer a otro muchacho sin querer y meterlo en ese lío. 
Si Sawyer no viviera allí con ellas, podría haber caído en la tentación de probar con una tierna canción de cuna o tararear para sí misma, pero ya era bastante malo que Penn y Lexi lo tuvieran comiendo de su mano, Gemma no quería controlarlo también."

Y a quien definitivamente rescato es a Marcy. Es un personaje realmente hilarante. Me encanta como lleva su relación con Harper, quien es prácticamente, su única amiga. Y todos sus comentarios tan llenos de sinceridad y sin adornos, son geniales.

Con respecto a las interrogantes que quedaban, la verdad es que casi nada de la trama se ha resuelto. Me sigo haciendo las mismas preguntas acerca de Daniel y de como funciona la relación entre las chicas. Además ahora surge la interrogante acerca del amor de Alex y de como afecta esto a Gemma como sirena, y claro a la maldición que hay sobre ellas.

Así, realmente lo que rescato en este libro es la narrativa de la autora, que creo que ha mejorado muchísimo y la descriptiva de los lugares, porque me he sentido realmente dentro de la historia. Definitivamente, quiero saber mucho más de Harper, Daniel y ahora Thea, por lo que espero (no con ansias) la siguiente entrega, que realmente me gustaría, revelara más detalles.

En mi opinión:
3.5/5


Otras portadas:



La autora:

Amanda Hocking, (Minessona EUA, 1984) es la joven autora de varias sagas de romance paranormal y un icono de la nueva era del mundo editorial: tras autopublicar sus libros en Amazon, su obra se ha convertido en un éxito superventas y ha sido traducida a más de diez idiomas.

6 comentarios:

  1. Todavía no leo ni el primero, pero a ver cuando lo hago. excelente reseña como siempre.

    Te deje un juego en mi blog espero te guste http://ellibrerodetetsuhana.blogspot.mx/2013/04/juego-literario-de-las-frases.html

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. me gusto el primero y quiero leerme este apesar de que no recibe muy buenas calificaciones
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  3. Pues aunque no es una continuación de más de 4, tengo muchas ganas de leerlo. Espero poder comprarlo, aunque no sé si deba darle prioridad en la lista de compras.
    Mi personaje favorito en el primer libro también fue Harper, y que bueno que Hocking haya mejorado en su narrativa que ya de por si es simple pero suficiente.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. No leí el anterior pero como que se me antoja un poco, sobre todo porque no he leído casi nada de sirenas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. me quedo debiendo un poco, tambien senti que era un puente para el tercero, ya que tiene algo de relleno, muy buena reseña, saludos!

    ResponderEliminar
  6. Hola alguien responde mi duda , he visto libros de Amanda y veo que ahi una saga que se llama cancion del mar , pero nose cual leerme primero :( y este de cancion de cuna nose acontinuacion de que libro es ,alguien me explique graciaas (:

    ResponderEliminar

¡Hola!
Tu comentario es bienvenido y se agradece.