2.20.2015

[Reseña] Nunca mientas a una dama - Liz Carlyle

Comparte
Título: Nunca mientas a una dama
Autor: Liz Carlyle
Traductor: Camila Batlles Vinn
Editorial: Titania (distribuido por Ediciones Urano México)
Páginas: 379
Precio: $295.00

Gracias a Ediciones Urano por el libro para reseña.

Sinopsis: A los veintinueve años, Xanthia Neville dirige una exitosa compañía de transportes internacionales, pero navegar en las peligrosas aguas de la alta sociedad es algo muy distinto. Después de un breve pero intenso momento de pasión con un desconocido, Xanthia descubre que aquel misterioso hombre es nada menos que Stefan Northampton, marqués de Nash, un notorio mujeriego. Xanthia sabe que mantener un romance con Stefan sería un suicidio social, pero no puede olvidar al inquietante noble. Hasta que una nueva oportunidad se presentará en su vida cuando el gobierno británico le solicita a Xanthia que utilice sus contactos para indagar en la posible relación entre Stefan y el contrabando de armas en Grecia. Pronto Xanthia se verá en vuelta en un peligroso juego de seducción e intriga. ¿Logrará probar la implicación de Stefan en un escándalo internacional antes de que él le rompa el corazón?

La historia: Xanthia no es una señorita común de la sociedad. Aunque pertenece a ella y posee cuantiosos ingresos, la realidad es que se gana el pan cada día trabajando en su propia compañía naviera. Así, a sus casi treinta años y siendo una mujer trabajadora, sus probabilidades de encontrar un marido se han disminuido, aunque no necesariamente ella lo busque. 
Después de un encuentro apasionado con un desconocido, descubre que es el marqués de Nash, un enigmático caballero, sospechoso además de contrabando de armas. Dada su posición, el gobierno le pide ayuda a Xanthia para desenmascararlo.
Pero, ¿podrá Xanthia separar sus sentimientos de la lealtad a su país? ¿Y podrá el temible caballero lidiar con una mujer hecha a sí misma?

Mi opinión: Cuando leí el segundo libro de esta serie (sin saber que era el segundo libro), me quedé con ganas de aventurarme en las otras entregas.
Leer la primera novela podía resultar algo desafiante, puesto que ya conocía a la pareja por su incursión en el segundo libro. Y aunque el romance es totalmente cliché en el género, la abundancia de detalles conocidos con anterioridad, pueden disminuir el aprecio que se siente hacia una historia.
Aún así, la verdad me llamaba mucho la atención y no me equivoqué.
Quizás agradezco incluso haber empezado con el segundo, porque lo hubiese apreciado mucho menos después de leer este.

Aunque en este libro también hay misterio, no es tan intrigante como en la segunda entrega y de hecho es bastante predecible.

Al contrario de con la otra novela, lo que me cautivó en este caso, fueron tanto los personajes como la relación.
Será mi poca experiencia, pero Xanthia es la mejor protagonista que he leído en este género (sí, sé que me falta probar mucho, pero hablo por lo que leí hasta ahora). Es una mujer decidida, independiente, que claro que tiene miedos, pero que los hace a un lado por salir adelante. Xanthia no tiene miedo a ser diferente en una sociedad inglesa que poca apertura tiene hacia lo no convencional. Ella tiene su porvenir económico en sus manos, al haber incursionado en un área donde las mujeres no trabajan como jefas. Pero además, aunque tenga sus dudas sentimentalmente, cuando se trata de su placer, sabe exactamente lo que quiere, y no duda en decirlo.

    "No era guapo. Al menos no en un estilo inglés. Pero era la elegancia personificada: delgado y moreno, como un gato merodeando por un bosque iluminado por la luna. Tenía un aire de misterio que hacía que una ansiara conocerlo mejor en todos los sentidos."


Por su parte, Stefan, el marqués de Nash, ha estado toda su vida metido en escándalos y nunca se había topado con una mujer que hiciera tambalear todas sus convicciones.
Él es un hombre rudo, que poco a poco se va ablandando a lo largo de la trama, a manos de una mujer que no pierde su fortaleza.

Ambos se complementan muy bien. Y si bien, cada uno tiene sus propios problemas del pasado, ambos han tenido la fuerza para salir adelante y olvidar sus penas pasadas. Por su carácter, ambos necesitan uno del otro para complementarse y entenderse. El juego de seducción que ambos juegan estuvo bien logrado, porque ni uno ni otro se someten, y al menos en el aspecto pasional, ambos buscan tanto su propio placer, como el del otro. Son entonces, egoístas pero también complacientes. Son mucho más reales.

Ahora, lo que más disfruté, es que tanto durante su lectura como al terminarlo, siempre tuve la sensación de los roles invertidos. Xanthia tuvo el control prácticamente todo el tiempo. Y Stefan no perdió su carácter, pero puede que se doblegara un poco, incluso arriesgando su corazón hacia el final de la historia y teniendo dudas sobre ella. La realidad es que ese toque de una relación diferente, fue lo que más me cautivó. 
Liz Carlyle nos regala un romance intenso, en el que las dos partes saben lo que quieren y no tienen miedo de buscarlo, en el que ambos arriesgan todo y no necesariamente por amor. Así, aún cuando en principio ambos tienen sus temores, dan rienda suelta a su pasión y a la pasión del otro, a pesar de las reglas de la sociedad.

Definitivamente, lo he disfrutado en demasía. 
Ahora, mi mayor temor, es que Rothewell es el que menos me gusta y su historia no va a ser con quien yo hubiese querido. Pero ya les contaré que me pareció esa tercera entrega.

Este, en mi opinión:



4.5/5


Otras portadas:



La autora:

Liz Carlyle leía novelas góticas oculta bajo las sábanas y alumbrándose solo con una linterna. Es autora de una veintena de romances, muchos de ellos best sellers.
Ha obtenido varios premios por sus novelas, entre ellos el prestigioso RITA. En la actualidad viaja sin cesar, en busca del ambiente perfecto para su próximo libro. Vive en California con su marido y cuatro gatos.

3 comentarios:

  1. Suena bastante parecido a los demás romances históricos, pero a veces uno solo quiere leer una historia así. Gracias por la reseña :)

    ResponderEliminar
  2. Hola, pues yo todavía no he leído nada de esta autora, pero es que aunque me gusta mucho la novela histórica, no me atrae cuando tiene componentes de espías o tramas del gobierno y parece que las novelas que publican de Liz Carlile todas tienen esta característica, así que no sé si me animaré con ella, aunque suele tener reseñas positivas.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Hola! Pues no conocía a la autora pero el libro tampoco me llama especialmente la atención así que lo dejo pasar. Me suele gustar la novela histórica pero no sé. Un beso!

    ResponderEliminar

¡Hola!
Tu comentario es bienvenido y se agradece.