8.09.2015

[Reseña] Mi lista de deseos - Lori Nelson Spielman

Comparte
Título: Mi lista de deseos
Autor: Lori Nelson Spielman
Traductor: Marta Torent López de Lamadrid
Editorial: Urano (Umbriel)
Páginas: 349
Precio: $260.00

Visita: Facebook Ediciones Urano
Gracias a Ediciones Urano por el libro para reseña.

Sinopsis: Brett Bohlinger tiene un buen trabajo, un amplio loft, un novio irresistible. Parecería que no puede pedirle nada más a la vida. Pero su madre muere dejando un testamento con una condición única: para recibir su herencia, Brett debe completar la lista de objetivos que ella misma había escrito en un diario íntimo cuando tenía catorce años. Brett no consigue entender la decisión de su madre. Sus ilusiones de entonces no tienen nada que ver con sus ambiciones a los treinta y cuatro años. Algunas parecen imposibles: ¿cómo puede establecer una relación con su padre, que murió siete años antes? Otros, como ser una maestra maravillosa, le exigirían cambiar toda su vida. ¿Y qué hay de tener un bebé, o tal vez dos? ¿Y de enamorarse? Pero a medida que Brett se embarca en ese desconcertante viaje en busca de sus sueños adolescentes, va dándose cuenta de que los regalos más maravillosos de la vida tal vez se encuentren en los sitios menos pensados.

La historia: No puede haber nada más doloroso que perder a tu madre. Excepto quizás, que junto con su muerte sientas una traición por parte de ella. Brett ha sentido eso, no sólo ha perdido a su mejor amiga, sino que se siente absolutamente perdida por la situación en que su madre la ha dejado. La poderosa empresaria, ha heredado a los hermanos de Brett cuantiosas sumas de dinero, pero Brett no sólo no ha recibido nada, sino que su vida ha sido puesta de cabeza gracias a su madre, quien se ha empeñado en que para recibir su herencia, Brett tiene que completar la lista de deseos que escribió a los 14 años. Pero a sus 34 años, es difícil creer que sus deseos sigan siendo los mismos, no puede ser una maestra, ni tener un caballo, ni menos crear vínculos con su padre muerto.
Pero la madre de Brett quizás no estaba tan equivocada y puede que Brett encuentre la felicidad en su vida a través de sus deseos inocentes plasmados cuando era adolescente, aunque eso signifique que ella tenga que cambiar por completo y dejar las cosas que la ataban a una vida cómoda.

Mi opinión: Hace tiempo que no me leía un libro completo en menos de un día. Quizás sea que por vacaciones tengo más tiempo libre, o quizás (y más probable) sea por que el libro me atrapó por completo. Y es que este libro no iba a ser mi siguiente lectura, más bien estaba en la fila.
Es sólo que lo abrí para hacerme una ligera idea de él.
Fue leer 2 páginas y no poder soltarlo.

Para ser honesta, no creo en la originalidad del tema central del libro. Varios autores lo han abordado en distintas formas y contextos, pero todos con un objetivo común: mostrar el cambio drástico en la vida de la o él protagonista, casi siempre con un límite de tiempo, como consecuencia de cumplir una o varias metas.
En ese aspecto, no puedo decir que sea la mejor de las historias.
Y si, la idea de la lista me gustó mucho. Disfruté como la autora nos plasma lo fácil que a veces nos olvidamos de nuestros primeros anhelos. Cuando nos toca madurar hay cosas que se anteponen a la sencillez de un deseo adolescente. Nos interesa la estabilidad y no andar por la vida pensando en sueños casi imposibles.

    "Cuando suena el despertador el miércoles por la mañana, me despierto con una feliz amnesia de la pesadilla de ayer. Me desperezo y alargo el brazo hacia la mesilla de noche, palpando a tientas el odioso pitido. Apago la alarma y ruedo boca arriba, concediéndome unos instantes más de sueño. Pero de pronto todo se agolpa en mi memoria. Mis ojos se abren de golpe y me captura una red de pavor.
      Mi madre está muerta.
      Catherine está al frente de Cosméticos Bohlinger.
      Se supone que tengo que desmantelar mi vida.
     El peso de un elefante cae sobre mi pecho y me cuesta respirar. ¿Cómo voy a ser capaz de mirar a la cara a mis compañeros de trabajo o a mi nueva jefa, ahora que saben que mi madre no confiaba en mí?"

Y esto fue algo que se manejó muy bien en el libro. No sólo es que la protagonista tiene que volver la vista y enfocarse en lo que deseaba años atrás. Es que no lo hace por voluntad propia. Es obligada a ello. Y eso es un buen punto que rescato. Porque casi siempre estos cambios inician por decisión de la persona que va a cambiar. Y en este caso no, Brett es arrancada totalmente de la comodidad de su vida y soltada sin más rumbo que una lista por cumplir. Más aún, que sea su madre quien la "traiciona", es muy destacable.
Ahora, realmente eso no fue lo que más me gustó. Yo reconozco que alrededor del tema hasta un poco clincé, la autora si que logra algo: entreteje una trama que está muy bien narrada, que fluye adecuadamente, que tiene profundidad, que toca los sentimientos del lector y que no es predecible. Y con esos elementos me ha regalado un libro que no sólo leí rápidamente, sino que se quedará en mi memoria por un largo tiempo.
Es el desarrollo de la historia lo que me llegó enormemente. Quizás influya que sentí una conexión y una empatía muy grande con la protagonista, por el hecho de tener que enfrentar cambios drásticos a una edad en la que crees que ya no podrías o deberías hacerlo. Y aún así, vivirlo, pasar de altos a bajos y vicervesa, es lo que hace tanto la trama como la vida, lo genial que es.
No es sólo arriesgar todo y en principio no querer, es poco a poco darse cuenta, que al final si era necesario ese cambio. Brusco, aterrador, desesperante, pero era necesario.
Y Brett está plasma de tal manera, que lo lleva de una gran manera. Su evolución a lo largo de la historia es impresionante, y al final ya no importa como va cumpliendo o no esa lista, al final es más intenso verla crecer y superarse.

    "Me quedo mirando la última frase, mis ojos anegados en lágrimas. Sí, lo hizo. Mi madre se arriesgó peligrosamente intentando enderezar una vida que creía rota. Quiso asegurar mi felicidad, simple y llanamente. Sólo espero que no pierda la apuesta."

Y sobre este punto, no sólo destaco a la protagonista, sino a la relación con su madre. Ya Brett se encarga de mostrarnos que se llevaban de maravilla. Lo destacable es que incluso después de su muerte, la madre siga conociendo a la hija más que ninguna otra persona.
Hay muchos otros personajes, unos más relevantes que otros, algunos que el lector espera que tomen protagonismo y otros que de repente quisieras hasta desechar. Pero todos aportan lo debido a la historia y eso siempre se agradece, que no haya cosas excesivas de relleno.

La otra cosa que quiero resaltar es lo bello de la ambientación y la descriptiva. La autora no se apresura en su narrativa a la hora de describirnos los lugares, las personas y las interacciones. Y me parece que hay un adecuado equilibro entre narrativa y diálogos y por supuesto, contribuye de gran manera a la fluidez de la historia.

Ahora, si que hay romance en el libro. Es una subtrama bastante importante, pero ni de lejos me ha parecido que sea lo más destacable. Como ya he mencionado, he disfrutado más la evolución de Brett y el desarrollo de la historia, que el romance que se maneja a lo largo del libro.
Pero en ese aspecto, el final tiene un giro inesperado que me gustó mucho. Tantas idas y vueltas y que resulte de esa manera y con ese toque misterioso, personalmente me sorprendió bastante.

Confieso que aunque entiendo el final y me parece bastante intuitivo, me hubiese gustado que la autora lo desarrollara más. Siento que los últimos dos capítulos son muy apresurados y no porque le de relevancia a la dichosa lista y a la recompensa si se cumplía, sino porque me hubiese gustado ver a donde llegaba la relación madre/hija cuando acabara el tiempo pactado. Es eso lo que más me hizo falta, porque fue precisamente lo que más valoré.

En mi opinión:
4.5/5


Otras portadas:



La autora:

Lori Nelson Spielman trabajó como logopeda y consejera antes de dedicarse a la docencia en barrios marginales. Le encanta correr, viajar y leer, aunque su verdadera pasión es la escritura. En la actualidad vive en East Lansing, Michigan. Después del éxito de Mi lista de deseos publicada por Umbriel, llega con su segunda novela Dulce perdón.

5 comentarios:

  1. Suena interesante y el género es de los que me atraen peroooo creo que no lo leería por aquello de las lecciones de vida y demás, me parece un excelente argumento para una película bonita, tierna y dramática pero definitivamente no lo leería D:

    ResponderEliminar
  2. También lo tengo, me alegra ver que te haya gustado, pero no sé si lo lea pronto. Lo que más me llama la atención es la relación entre hija y madre, más ahora que leo tu frase que dice: "Lo destacable es que incluso después de su muerte, la madre siga conociendo a la hija más que ninguna otra persona.".
    Pues nada, a ver cuándo lo leo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Pues la portada este muy linda :3 y se ve que la historia te atrapa de inmediato, como hizo contigo, a ver si me animo a leerla :)

    ¡Un abrazo! ^^

    ResponderEliminar
  4. Hola! este libro a mi me encantó ♥ es precioso. Me encantó desde la escritura de Spielman hasta la historia preciosa que cuenta. Ver cómo Brett crece y empieza a seguir sus sueños y hacer cosas que le hacen feliz gracias a la lista que le deja su madre. Elizabeth es un personaje que aunque esta ausente se siente su presencia en todo el libro y es adorable. Las cartas fueron para mi lo mas maravilloso y emotivo.
    Me encantó que hable de la vida misma y te haga cuestionarte cosas de tu propia vida y a la vez te enseñe que nunca es tarde para luchar por lo que queremos.

    Un libro hermoso :)

    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola hace mucho me lo prestaron y queria saber en que pagina b.b dice que cuando tenga un bebe lo amara y no cometera los errores que su papa con ella ?

      Eliminar

¡Hola!
Tu comentario es bienvenido y se agradece.