12.15.2015

[Reseña] Un corazón de piedra - Kat Spears

Comparte
Título: Un corazón de piedra
Autor: Kat Spears
Traductor: Alejandro Palomas
Editorial: Puck Latidos / Urano
Páginas: 316
Precio: $280.00

Visita: Facebook Ediciones Urano
Gracias a Ediciones Urano por el libro para reseña.

Sinopsis: Se llama Jesse Alderman, alias Sway, y te puede conseguir lo que necesites: un trabajo de sobresaliente, un carnet de identidad falso, una cita con la chica que te gusta... Sí, Jesse tiene influencias, aunque carezca de verdaderos amigos. No confía en nadie y tiene razones para ello, pero no se las preguntes porque no te las dirá. Está decidido a no pensar, a no sentir. Lo tiene todo bajo control…
O lo tenía, hasta que lo contratan para que le robe el corazón a la chica más codiciada del instituto, la dulce Bridget Smalley… para entregárselo a otro.

La historia: Jesse no es un adolescente normal. Es el chico que te puede conseguir lo que quieras. Pero no es que tenga superpoderes. Él sabe utilizar a la gente y está bien consciente de que con los contactos adecuados todo es posible.
Pareciera que Jesse lo tiene todo.
Pero no es así. Jesse perdió a su madre y la muerte de ésta es un estigma en su vida. Además tiene una mala relación con su padre. Emocionalmente su vida es un caos. Y este se hace peor el día en que conoce a Bridget. Ella es la única que parece poder remover todo en él. Pero es una chica prohibida... porque Jesse se la consiguió a alguien más.

Mi opinión: Dudé bastante a la hora de escoger este libro. La portada y el título no me decían gran cosa, pero la sinopsis era bastante atrayente, sobre todo por la alusión a Cyrano de Bergerac, una de mis historias favoritas. Quizás eso fue lo que me hizo decidirme.

La verdad es que me llevé una gran sorpresa. Me encontré con un libro muy realista, que hace un fiel retrato de la juventud en nuestros días, pero no a la manera de muchas novelas juveniles actuales, que se declinan más por la parte romántica.
Y es que si bien este libro trata sobre un chico y una chica, la realidad es que la trama va más allá. Va sobre la amistad, sobre familias disfuncionales, sobre ancianos abandonados, sobre chicos con discapacidades, sobre narcomenudeo, sobre favores debidos, sobre el poder... Y eso logra darnos una novela muy variada, muy amena, fácil de leer y que sin duda brinda un buen rato de entretenimiento al lector.

       —Cierra el pico, maldito schlemiel —gruñó—. Ya te he dicho que no me escucharías... del mismo modo que la gente no escuchó a Moisés, tratándole como si fuera un viejo demonio chiflado que les llevaba en círculos por el desierto. Dentro de cincienta años, volverás la vista atrás y te darás cuenta de que tengo razón. Las dos únicas cosas que realmente importan en el mundo son la gente que te quiere... y no me refiero a la familia. A veces la gente que te quiere más no son tus parientes de sangre. Pero al final, lo único que realmente te importará es la gente que te quiere de verdad... —dijo, haciendo una pausa cuando el quaterback salió de su línea, se marcó un placaje y lanzó un pase a la desesperada hasta la marca de veintidós—. La gente que te quiere y la frecuencia con la que cagas. Eso es todo lo que hay.

Uno de los mejores aciertos de la autora fue crear un protagonista tan vivaz, tan fuerte y tan capaz de moverse por los bajos mundos, pero sin ser realmente el chico malo. Jesse o Sway no es adicto, no maltrata chicas, no va por ahí con pose de ser el mejor del mundo. Sabe utilizar lo que se le presenta, sabe conocer a la gente adecuada y usar ese conocimiento a su favor.
Pero detrás de eso, también hay un chico inteligente, noble y con un gran sentido de la justicia, aunque en principio quiera hacer creer a los demás que no es así.
La realidad es que no me ha parecido un personaje que evolucione, más bien uno con una dura coraza, que poco a poco va debilitándose, para dar a conocer al verdadero Jesse.

Otro punto a favor me parecen los personajes secundarios. Hay una gran variedad de ellos, pero el Sr. Dunkelman y Pete se robaron mi corazón. Creo que más que el amor, es la amistad de estos dos personajes lo que logra que Jesse deje ver más de sí.
Además, el hecho de que haya muchos personajes, y que algunos no sean sólo de pasada, logra que se aprecien muchas mini-tramas secundarias que sin duda son también interesantes. Y como Jesse conecta unas con otras a través de los favores, igual estas se van entremezclando a lo largo del libro haciendo una historia más amena.

       —¿Tú crees que en el mundo hay solo un alma gemela para cada uno? ¿Que estamos destinados a estar con una sola persona? ¿Que, cuando por fin encontramos a esa persona con la que se supone que debemos estar, nunca tenemos dudas, nunca más?
       —No lo sé —dije con un tono que sonó a falso—. Espero que no.

Finalmente, es inevitable mencionar la parte romántica, porque es lo que en principio da lugar a la trama. La verdad es que me ha gustado. Tanto para bien como para mal, el final me parece adecuado. Además me parece que la autora logra llevar su historia por un buen camino.

En general me ha parecido un muy buen libro. Algo diferente y fresco y que sin duda ha logrado entretenerme y hacerme pasar un rato genial.

En mi opinión:
4.5/5


Otras portadas:



La autora:


Kat Spears, ha trabajado como camarera, directora de museos, ama de casa, guarda forestal, directora de empresa y pintora (pero no de cuadros). Es licenciada en antropología, lo que la ha ayudado a progresar en su carrera como camarera. Vive en Richmond, Virginia, con sus tres hijos. Un corazón de piedra es su primera novela.

4 comentarios:

  1. Le tengo muchísimas ganas a este libro, espero leerlo pronto.
    Un beso y gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
  2. Lo leí hace un tiempo y a mi me gusto bastante ^^

    Besos

    ResponderEliminar
  3. parece bastante bueno pero esa portada hace que me de una flojera XD

    ResponderEliminar
  4. Hola! yo igual leí el libro y lo reseñé, me sorprendió mucho la historia y acabó encantándome :)
    Nos leemos!

    ResponderEliminar

¡Hola!
Tu comentario es bienvenido y se agradece.