6.14.2018

[Reseña] Bestias de la noche - Tochi Onyebuchi

Comparte
Título: Bestias de la noche
Autor: Tochi Onyebuchi
Traductor: Marcelo Andrés Manuel Bellón
Editorial: Gran Travesía / Océano
Páginas: 312
Precio: $275.00

Gracias a Editorial Océano por el libro para reseña.

Sinopsis: En la ciudad amurallada de Kos, los magos corruptos pueden conjurar las perversiones cometidas por un pecador en formas de monstruosas bestias del pecado: criaturas letales engendradas por los sentimientos de culpa.
Taj es el más talentoso de los aki, jóvenes devoradores de pecados al servicio de los magos para deshacerse de dichas bestias. Pero la forma de vida de Taj tiene un costo terrible. Cuando mata a una bestia del pecado, un tatuaje con la forma de la bestia aparece en su piel mientras que la culpa de ese pecado se materializa en su mente. La mayoría de los aki no tardan en caer en la locura, pero Taj, tiene 17 años, es arrogante y está desesperado por darle sustento a su familia.
Cuando a Taj se le ordena devorar un pecado de un miembro de la realeza, se ve arrastrado en una oscura conspiración para destruir Kos. Entonces Taj deberá luchar por salvar a la princesa que ama y su propia vida.

La historia: En el mundo de Taj las cosas no son fáciles. Pertenece a un grupo de jóvenes que son denigrados por las marcas que llevan en sus cuerpos. Pero esas marcas aparecen cuando se deshacen de las bestias del pecado o inisisas, las cuales aparecen cuando un mago extrae el pecado de alguien.
Taj es excelente en lo que hace, pero entre más bueno, más marcas, tatuajes que no desaparecen de su cuerpo y que lo hacen ser más pisoteado aún.
Mientras busca la manera de ir sobreviviendo, es llamado al Palacio para devorar un pecado. A partir de ese momento su vida cambiará drásticamente. Pasará de huir a estar cautivo e incluso a ser exiliado con tal de salvar su vida.
Pero en Kos, todo está a punto de cambiar. Y Taj será una clave fundamental en ese cambio.

Mi opinión: Empecé a leer este libro en cuanto lo tuve en mis manos por dos razones: estaba participando en una lectura conjunta y la historia me atraía en demasía.
Y aunque al final puedo decir el libro me gustó demasiado, no sería objetiva si antes no mencionara los pequeños detalles que puedan hacer que los lectores no disfruten de esta historia.

Primero, y como seguramente se encuentren en otras reseñas, es confuso (en mayor o menor medida para los distintos lectores) entrar de lleno a una lectura que describe un mundo desconocido y que está llena de términos que no son definidos más que por el contexto. Y si bien es posible intuir el significado de varias de las palabras conforme se avanza en la historia, existen otras que pueden entorpecer el ritmo de la lectura al ser completamente extrañas.

Me pongo en cuclillas y abro la boca mientras los restos de la inisisa nadan a través de mi garganta. Quema. Tengo que cerrar los ojos. Cada vez. Y cada vez parece que durará para siempre. La tristeza que rasga mi piel. La culpa que se apodera de mi mente. El frío que perfora los huesos y congela mi médula. Y quiero gritar, pero mi garganta está llena de pecado, y el momento se estira como un trozo de goma que se jala y tira hasta que finalmente revienta.
Y estoy de vuelta.

Sobre los personajes, debo mencionar que siento que los personajes secundarios pudieron ser mejor trabajados a los largo de la trama, algunos toman más importancia de la que se siente a lo largo de la lectura y creo que eso puede ser mejorado.

Otro punto que los lectores pueden sentir pesado es el ritmo de la historia. Yo he sentido que la trama inicia de una forma apabullante. Muchas cosas ocurren, muchos lugares se conocen, muchos personajes entran y salen. Y de repente, la trama se torna lenta, y transcurren muchas páginas en las que poco se avanza. Y después vuelven a ocurrir varias cosas de forma muy rápida.

Ahora, pareciera que después de esto, no me pareció un buen libro. Pero la realidad es que fue todo lo contrario.

Debo decir que algo de lo que más disfruté del libro fue Taj. Creo que fue un personaje muy bien perfilado y construido. Como personaje principal, fue muy interesante ir viendo la historia a través de sus ojos, ya que muestra varias emociones a lo largo de la trama. Y logré sentir sus pies aflojándose por ver a una chica que lo impacta, como lo divertido de esponjar su cabello, o la emoción de correr por su vida o la sensación violenta de meterse en problemas por mero gusto.

—He pasado mucho tiempo orando sobre esto y pensando. Creo que el pecado es una parte necesaria de nuestra existencia. El mundo es más rico por la oscuridad que existe en él —su rostro se rompe en una sonrisa—. ¿Lo ves, Taj? La verdad es Equilibrio, Luz y oscuridad. Somos todas las partes necesarias del tejido.

Junto con Taj, aplaudo la inclusión de muchos detalles de la cultura africana, tanto en los personajes, como en distintos detalles del libro, como la comida, costumbres y en la fantasía creada. En lo personal me fue algo totalmente novedoso y creo que también fue lo que hizo que disfrutara mucho la historia, por ser diferente en ese sentido.

Y si bien he sentido algo de confusión o de ritmo lento, me he visto compensada por el maravilloso mundo que en mi opinión, ha construido el autor.
Creo que la narrativa descriptiva se prestaba mucho para dejar volar la imaginación y para sentirse transportado a sitios tan distintos como atrapantes. Tochi Onybuchi da mucha información y muchos detalles, y añade muchas descripciones, pero creo que eso es lo que hace rico el trasfondo de la historia, de manera que en lugar de resultarme abrumador, me resultó maravilloso, me dejé llevar totalmente por la fantasía de este mundo y tanto me imaginaba una pelea con una gran inisisa en el palacio, como a Taj huyendo por los callejones apabullantes de las diferentes dahias.

En conclusión, a pesar de los fallos que reconozco en la historia, es un libro que me atrapó más por el mundo creado que por la trama en sí.
Si creo que el autor puede mejorar en su narrativa, pero creo que esta entrega fue una gran premisa para una gran historia.

En mi opinión:
4/5


Portada original:


PD. Felicidades a la editorial por la edición en español. Bellísima.


El autor:

Tochi Onyebuchi vive en Connecticut, donde además de presumir cuatro títulos universitarios en espectros del conocimiento tan distantes como las artes, la escritura, la economía y la jurisprudencia, trabaja en la industria tecnológica. Sus escritos han aparecido en importantes revistas de ficción científica como Asimov’s e Ideomancer. Actualmente se encuentra escribiendo la secuela de su esperada novela: Bestias de la noche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por tu comentario!